Cristo y Roma

Occidente es Cristo y Roma. Si bien esta luna la compartimos todos, es el brazo extendido el que en gran parte determinó nuestra forma de vida. La mejor forma de vida conocida. Toda la libertad que disfrutamos, el mundo de ciencia y progreso a este lado del globo, son fruto de Cristo y Roma. En ambos casos el mundo se ha posicionado siempre a favor o en contra de estas ideas. En contra de Roma la barbarie, en contra de Cristo teologías que llevaron a sus seguidores a sociedades cuyos grados de bienestar son inferiores a los que abrazaron este credo.

Hubo sombras en nombre del crucificado, pero la sociedad resultante es la mejor que existe. Solo el cristianismo y Roma – que en cierto momento fueron lo mismo – han  permitido crecer a los hombres libres. Solo en países con raíces cristianas el laicismo es permitido, solo en países cristianos la mujer ha comenzado – y conseguido en algunos casos – a ser sujeto de todos los derechos y deberes. Por eso esta fotografía recoge a la luna sobre la humanidad y a una de las mejores ideas que esta ha tenido. Por eso, independientemente de un más allá, ese brazo extendido ha resultado en un mejor más acá. Ese brazo es tan grande, que cobija incluso a los que no creemos en él.

Guillermo Díaz es Diputado en el Congreso por Málaga. En Ciudadanos. Síguele en Twitter: @GuillermoDiazCs