En aquel barrio

Sonríe con la boca chica al recordar cuando pasaba por allí y miraba alrededor, con desazón, con miedo, fijándose en la gente que paseaba con rapidez, intentando no ser vista.

Aquel cúmulo de edificios era su círculo, sin escapatoria, sin salida, hasta que, un buen día, consiguió dejar su pesadumbre y miedo colgando de esa maraña de cables que componía su cielo. Un día al caer el sol, al atardecer, casi una noche, en aquel barrio…

 

Eme Demont es logística. Síguela en Twitter: @EmeDemont