Esta es la noche

Apenas tuve tiempo para despedirme. Te has ido y lo poco que compartimos ha sido una experiencia que deja sin aliento. Que retuerce en un escalofrío y emociona. Habías traspasado mi alma, y tu ausencia duele.

Pero en esa oscuridad que ahora inunda todo, has llamado de nuevo a la estrella de Oriente, para guiarnos en el camino hacia la vida. Has hecho que se pose entre las tinieblas para ser la luz del mundo y no dejar nunca solo a tu hijo. Ese que desde el corazón no deja de quererte.

José Luis Pérez Cerón es periodista, síguele en Twitter: @jotaelepc