Una historia

Buenas noches.

Antes de nada me gustaría dar las gracias a la cofradía por confiarme este reto y felicitaros por vuestra valentía al elegirme a mí, con todo lo que ello conlleva, para enmarcar un momento tan importante para vosotros.

Cuando José Carlos me llamó estas navidades para comunicarme la noticia, me dijo también que debería ser yo quien presentara la imagen, algo sencillo, una exposición de 20 minutos o así.

Rapidamente mi cabeza se puso a maquinar a ver de qué manera podría evitar ese trance.

Y me di cuenta de que la imagen que más me gustaba para anunciar vuestra salida no era más que el final o principio, según como se mire, de una historia de la que vosotros mismos sois protagonistas cada tarde de Domingo de Ramos, tal vez sin ser conscientes. Pero no os preocupéis que mi cámara os la va a contar.

Permitid que en esta ocasión, sean mis imágenes las que tomen la palabra.