No creas en Dios

No creas. No pregones tu fe. No tiene sentido mentir y usar la palabra de Dios tan en vano. Es mentira. Imposible que creas. Imposible que entiendas y asumas con lealtad las prácticas ejecutadas por quien murió por esto. Imposible por cómo te comportas al dar la esquina.

Estamos de paso y a penas tenemos tiempo para ser Santos. Pero hay quien sí puede. Y lo hace y se eleva. ¿Tú puedes? Yo no. Y por eso no libro batallas para medir el nivel de compromiso cristiano del ajeno. Lucha contra ti mismo. Encuentra la manera de ser buena persona y después, si sales airoso, viste el hábito de quien amanece con la misma honradez con la que se acuesta.

La procesión va por dentro pero ante los ojos de Dios clareamos. Hay que ser buena gente siempre. Pero si vas con la bandera de Jesús, no cabe la distracción.

“—No pongas esa cara boba de pasmo: ¡te has portado bien! —Te alzaste del suelo: «surge», resonó de nuevo la voz poderosa, «et ambula!»: ahora, ¡a trabajar!”

San Josemaría.

Gonzálo León es columnista en La Opinión de Málaga y redactor de Bajo Palio de Canal Sur. Síguele en Twitter: @JGonzaloLeon