Pareja milenaria

Los primeros turistas del mundo antiguo no iban en pos de un ‘resort‘ en el Caribe o de un fin de semana en Disneyland París. Acudían en masa a los santuarios egipcios a adorar a los dioses o al oráculo de Delfos en busca de una respuesta muchas veces inescrutable. Negocio y religión forman una pareja milenaria. No nos asombremos de las viejas costumbres.

Alfonso Vázquez es periodista. Síguele en Twitter: @Alfonsvazquez