Siente la música como él (Ojalá todos lo hiciéramos)

Semblante serio aunque…

Inmensamente feliz.

El más grande de cuantos forman la banda.

Nadie será capaz de hacerle sombra.

Todas las miradas puestas en el.

El futuro, sin saberlo, está en su mano.

 

La corneta es su pasión.

A veces sueña con mañanas de Domingo de Ramos.

 

Mantiene pura el alma, sin que los egos le cieguen.

Únicamente desea que llegue la Semana Santa.

Sus plumas, más traviesas que ningunas.

Inicio de lo que puede llegar a ser un gran músico.

Compromiso desde pequeño.

Anhelo de cualquier niño.

 

Corneta preparada desde bien temprano.

Otra Semana Santa más, que se le pasa volando.

Meses de espera que se le hacen eternos.

Oír el mismo CD cientos de veces y no cansarse.

 

El futuro se vislumbra más nítido que el pasado.

La eterna sonrisa en el rostro de sus padres.

 

Alberto Zumaquero es músico. Síguele en Twitter: @ersumi