Soledad litúrgica

En este país siempre hemos tenido problemas para distinguir entre la tradición y la religión. Entre ser laico y ser anticlerical. Entre la teatralidad castiza e inmovilista y la vitalidad de la cultura popular. Esta imagen de la Semana Santa parece que no es de la Semana Santa.Es bella, sin ser integrista. Es en blanco y negro, pero no hay negritud. Hay personas, pero no se ven personajes. Hay autoridades religiosas, pero no civiles. Hay hombres, pero no soldados. Y hay un cartel con una oración ante la cruz. Orar es hacer una oración a Dios. Y esas cosas se hacen en solitario, como el cura de esta foto. En su soledad litúrgica.

José Manuel Atencia es periodista. Síguele en Twitter: @jmatencia