Solo nuestros suspiros las soplan

Luz tintineante iluminando pasiones, emociones y sentimientos. En cada llama un sueño, cada incandescente movimiento aviva recuerdos, cada gota de cera derretida una lágrima por todos ellos. Allí están todos, en sinfonía con mi ser, con lo que me ha hecho crecer, con lo que componemos cada uno nuestra propia vida. La luz que caracolea la oscuridad y adivina que la naturaleza no está muerta, pues siempre queda tras el éxtasis de mirar el fuego el susurro al oído que despierta del sueño y deja imperturbable el mismo recuerdo: Papi, ¿hoy es el cumpleaños de la Virgen?

Alejandro Marina es un seudónimo, síguele en Twitter: @MoraoyVerde